Todas las entradas de: Emilia Fantacone

Nueva York: aumenta el uso de bicicletas debido al coronavirus

Los neoyorquinos, temerosos de contraer coronavirus en el transporte público, decidieron optar por el uso de bicicletas como medio de transporte.

Photo: Craig Ruttle

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y los funcionarios de transporte, aconsejaron a los ciudadanos que eviten tanto el subterraneo como así tambien otros medios de transporte que incluyan conglomerado de gente, para prevenir el virus, y recomendaron utilizar bicicletas para llegar a sus respectivos trabajos.

El Departamento de Transporte de la ciudad lanzó un informe en el cual contó que los viajes diarios en bicicleta por los puentes de East River aumentaron un 55% desde principios de marzo.

Los neoyorkinos realizaron 17.618 viajes en bicicleta por día durante los primeros 10 dias de este mes.

Esta cantidad de viajes genera un exponencial crecimiento en el promedio de viajes diarios que los ciclistas realizaron respecto a años anteriores.

En el 2019 el promedio de viajes en bicicleta por día fue de 11.324, mientras que en el 2017 el promedio de viajes por día fue de 8.550.

Gente en bicicleta por el puente de Brooklyn (william87 / Getty Images)

El alerta mundial por el coronavirus y las medidas de prevención para no contraer el mismo nos piden que evitemos espacios donde la gente se acumule. Es en este momento donde la bicicleta aparece como un medio de transporte para solucionar la movilidad de los ciudadanos y que los mismos esten seguros al momento de trasladarse.

Así lo manifestó Kate Whoriskey, directora de teatro: “Comencé a viajar en bicicleta hoy debido al coronavirus, vi muy pocas personas en el metro y me hizo pensar que tampoco debería estar ahí. Debería estar en una bicicleta”.

“Cuando ando en bicicleta hay aire fresco y viento, que es mejor que estar en un tren lleno de gente”, agregó.

Fuente: nypost.com/ // nydailynews.com


Una bicicleta, dos Argentinas

En el sitio revistaorsai.com publicaron este relato hecho a partir de audios de una víctima de robo, que gira alrededor de la bici como objeto de valor sentimental, cuyo final los va a sorprender.

Por Hernán Casciari

Ésta es una historia muy chiquita. No me pasó a mí. Le pasó a la hermana del corrector de Orsai. Ella vive en Banfield y le afanaron la bicicleta y le dejó a Nacho estos audios que recopilé e incluso acorté un poquito.

Boludo, no sabés lo que me pasó. Me afanaron la bici. Ayer me la olvidé en la estación de Banfield y me la afanaron. No sabés qué fea la sensación de ver que no estaba… el palito de luz sin la bicicleta… Yo siempre la dejo ahí que hay un negocio, ¿viste? Y, nada, no estaba. Se la habían afanado.

Estoy recontra indignada porque no… no tengo lugar al error, a la equivocación… A ver: me olvidé. Me sentía mal, me vine a casa. Me olvidé la bicicleta vieja, de hace 50 años, pero que son mis piernas, que me llevan y me traen… ¡Me la olvidé con un candado y con una cadena! ¡Es mía, es mi bicicleta! No me pude equivocar que me la robaron…

Es una mierda, no podemos vivir así. Se vive como el orto, no puede ser que no podés equivocarte que siempre hay alguien ahí a la expectativa para hacerte daño…

Todos me dicen: «Pero vos sos boluda, ¿cómo te vas olvidar la bicicleta ahí?». ¡Si las reglas de juego son estas yo no quiero jugar más! Me replanteo todo, ¿qué estoy haciendo acá si este lugar no me gusta? ¿Quiero que mi hijo crezca acá?

Gabi me decía: «No te hagas más mala sangre, vamos a comprar otra bicicleta, ya va a aparecer otra, te comprás otra». ¡Encima tenía un candado!

Era mía esa bici, era mía. ¡Era una verga pero era mía!

¿Nadie piensa en el otro? ¿Nadie piensa en el otro? Si yo necesitaba la bicicleta y para qué o sea realmente… nada, no te grabo más porque me pongo a llorar.

Así estuvo un día entero. Son mensajes al hermano y mensajes a su mejor amiga. La bicicleta no era una bicicleta linda, pero era la bicicleta que al marido le había regalado su padre. Una bicicleta que tenía más valor sentimental que otra cosa. Y al otro día temprano, y este es el audio que a mí me emocionó, aparece esta otra comunicación.

¡Boludo, apareció la bici! No sabés la alegría que tengo, porque más allá de la tristeza de lo material, yo estaba muy mal y muy triste por el gesto, por el hijo de puta que se tomó el trabajo de romper el candado para robarme la bicicleta… Me quería mudar de planeta, vivir en otro lado donde las cosas sean más justas, donde se piense un poco más en el otro…

Bueno, cuestión que recién me bajo en Banfield, tengo que venir a la psicóloga y como era temprano, había un tipo parado justo donde yo dejo la bici y le digo: «¿Te puedo hacer una pregunta? ¿Vos ayer cuando cerraste el negocio (porque es un negocio, un almacén) no te acordás si había una bicicleta acá?». «¿Qué, es tuya la bicicleta?». «¡No, era!». «No, es. Ahora te voy a contar, pero quiero que me expliques qué te pasó que no viniste a buscar la bicicleta porque estuvo toda la cuadra preocupada de que te había pasado algo, porque no viniste a buscar la bicicleta».

Entonces le conté, que estaba resfriada, que me bajé en Escalada, que me tomé un Uber y me dice: «No, no, no sabés, todo el barrio preguntando qué pasó, porque hay una chica que viene siempre a buscar la bicicleta a las 3 de la tarde y no vino, y qué raro que no vino un familiar, le debe haber pasado algo y bla bla bla». Cerraron el negocio pensando que yo la iba a ir a buscar más tarde.

Cuestión que a la una y veinte de la mañana un vecino de ahí se asoma por el balcón y ve la bicicleta y dice: «No, pasó algo». Agarró y llamó al del almacén, el del almacén abrió el almacén y con una amoladora me cortaron el candado y me la guardaron… así que nada, todo eso que sentí, esa indignación de que está lleno de gente de mierda gratis, no… no, estoy re emocionada porque me di cuenta de que está lleno de gente buena también. 

Ahora estoy acá bailando Day Tripper con mi hijo, nos estamos cagando de risa. Me gustaría poder filmártelo para que lo veas. 


Esta historia apareció publicada en revistaorsai.com


El Dutch Headwind Championships. La carrera más tonta y espectacular del ciclismo.

Lejos de las grandes vueltas ciclísticas que nos deleitan en Europa todos los años, en Holanda existe una competencia en la que ponen a prueba su pericia arriba de la bicicleta enfrentándose nada más ni nada menos que a la propia naturaleza.

El sexto campeonato anual holandés de ciclismo en contra del viento (NK Tegenwindfietsen para sus amigos) se desarrolló el domingo pasado, teniendo como objetivo recorrer un agotador camino de 8.5km.

Las reglas del Headwind Championships son sencillas: una carrera contrarreloj individual desde un extremo de una imponente barricada hasta el otro extremo. El equipamiento es estandarizado: bicicletas de ciudad Gazelle de aluminio de un solo engranaje con frenos de montaña. Los participantes holandeses pragmáticos, vestidos con ropa de ciclismo y zapatillas de deporte.

En palabras del organizador del evento Robrecht Stoekenbroek, “es un evento serio con permisos y todo”, patrocinado por grandes marcas de la talla de Eneco y Gazelle. Antes de la edición 2020, los organizadores promocionaron las mejoras realizadas en el camino para quienes participan, como para los espectadores, en particular ahora que incluyen asientos resistentes a la tormenta para quienes miran desde afuera y una zona designada para el vómito.

Y con eso, se preparó el escenario para este “evento más serio”: el enfrentamiento entre la humanidad y la naturaleza. Este año, sin embargo, la naturaleza sacó grandes armas en forma de tormenta llamada Ciara.

La tormenta Ciara causó la cancelación de vuelos y servicios de trenes en el norte y oeste de Europa, y también tuvo un papel importante que desempeñar en el Campeonato Headwind. Contra un cielo de fondo gris y ventoso enmarcado por turbinas eólicas que giraban frenéticamente, 300 competidores resistentes comenzaron la carrera con ráfagas de viento en contra a 120 km/h y atravesando el camino siendo aplastado por la arena y el rocío mientras luchaban con sus bicicletas hasta el final.

El youtuber británico Tom Scott azotado por el viento estuvo allí para capturar el entretenimiento del día, produciendo un pequeño video entretenido e informativo que toca la ridiculez física de este evento.

Y aunque la carrera se suspendió a mitad de camino como resultado de las condiciones francamente tontas, suficientes participantes continuaron la competencia para que hubiera ganadores y perdedores. La hoja de resultados muestra a los campeones anteriores, Max de Jong y Lisa Scheenaard, como campeones de 2020, con tiempos de 20:01 y 23:09 respectivamente.

Realmente, sin embargo, creo que todos podemos estar de acuerdo en que el entretenimiento fue el verdadero ganador del día.

Fuente: cyclingtips.com

Bicicine en la playa

El Municipio de San Isidro nos trae una nueva propuesta. La misma consiste en disfrutar una edición de Bicicine, en donde se proyectarán películas y habrá food trucks.

El evento se llevará a cabo el 13, 14 y 15 de febrero, a partir de las 21hs en Pacheco y El Río, Martínez.

La programación del evento es la siguiente

  • Jueves 13/2
    La gran aventura de Pee Wee. 
  • Viernes 14/2
    Un buen año.
  • Sábado 15/2
    Anochecer de un día agitado.

BICICINE EN LA PLAYA 🚴‍♂Acercate con tu bici a la playa de arena de Pacheco y el Río para disfrutar de una nueva edición de Bicicine en #Martinez. Viernes, sabado y domingo, a partir de las 21:00 traé tu lona o reposera y compartí cine del bueno entre amigos.✔Revisá la programación en https://www.sanisidro.gob.ar/cultura/humor-en-verano-2020☔ Se suspende por lluvia#BicicineEnLaPlaya #HumorDeVerano #Gratis #SanIsidro

Posted by San Isidro Municipio on Tuesday, February 4, 2020

En caso de lluvia el evento se suspende y la reprogramación será anunciada en las redes del municipio.

No olvides ir con una lona o reposera y en bicicleta! Allí habrá bicicleteros disponibles.

Idas y vueltas en el sistema Ecobici

Ecobici es el sistema público de bicicletas de la Ciudad Autonoma de Buenos Aires. Este sistema se convirtió en un éxito desde febrero del año pasado cuando la empresa Tembici se hizo cargo.  Actualmente hay casi 700 mil usuarios registrados y se efectúan, en promedio, 30.000 viajes por día.

Este medio de transporte a fines del año pasado llegó a las 400 estaciones en la ciudad, pero lamentablemente el 23 de enero pasado, se anunció el cierre de 20 estaciones, todas ellas correspondientes a la zona sur de la ciudad de Buenos Aires.

“Ecobici es un sistema que genera autonomía e igualdad de oportunidades para todos los vecinos. La mayor parte de los usuarios lo valora y lo usa correctamente, pero como sociedad tenemos que lograr el cambio cultural y entender que es de todos y que tenemos que cuidarlo para que siga representando una alternativa real de movilidad”, señalo el subsecretario de Gestión de la Movilidad de la ciudad, Esteban Galuzzi. El cierre de las estaciones tiene diferentes causas, entre ellas, el robo de bicicletas, los hechos de vandalismo ocurridos en esas estaciones y la poca demanda de bicicletas en esas zonas.

Los barrios afectados por esta medida son Flores, Parque Patricios, Nueva Pompeya, Villa Soldati, Barracas, La Boca, Parque Avellaneda y Constitución.

Ante una situación de creciente demanda, una de las principales criticas que recibe Ecobici en el último tiempo es que no hay bicicletas suficientes para la cantidad de gente que pretende moverse en ellas, y luego que se invierte e inauguran nuevas estaciones, las cierran señalando como causa la falta de demanda de las mismas.

A partir de esta situación, el pasado 30 de enero, el senador nacional Mariano Recalde (FdT), presento un amparo para que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y la empresa Tembici, a cargo del sistema Ecobici, reestablezcan las 20 estaciones en el sur de la ciudad y garanticen las 4 mil bicicletas que establece el contrato.

Ese mismo día el Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario de Feria N° 3 ordenó al Gobierno de la Ciudad que “se abstenga de remover o alterar el Servicio de Estaciones Automáticas de Ecobici en la zona sur” de la Ciudad y que “garantice su debido funcionamiento”.

Esperemos, dada la gran aceptación que Ecobici tiene entre los vecinos de la ciudad, que este problema se normalice, tanto en la disponibilidad de estaciones y de bicicletas, y que esté finalmente a la altura de las expectativas que se generaron al momento de su implementación.

Fuente: clarin.com / infobae.com

Alcaldesas de la bicicleta

En el episodio 10 de las Pastillitas de EQ Radio, Matías nos cuenta todo sobre las alcaldesas de la bicicleta.

Estas designaciones las otorga la organización no gubernamental BYCS, con sede en Ámsterdam. BYCS trabaja tanto con organizaciones sociales como con empresas y referentes locales para promocionar el uso de la bicicleta. Su objetivo es convertir a la bicicleta en una herramienta para combatir la crisis medioambiental, disminuir los accidentes en rutas y calles y eliminar las barreras sociales.

En nuestro país fueron designadas Jimena Perez Marchetta, del grupo “Las Visibles”, en Salta, y Mariana Salvador, del grupo “Santa Fe en bici”, en la capital santafesina.

Ambas organizaciones forman parte de “Argentina en bici”, el colectivo que nuclea organizaciones ciclistas de todo el país.

El mandato dura dos años, con posibilidades de renovación y es ad-honorem

La red de alcaldes y lideres de bicicleta tienen un objetivo muy ambicioso: lograr que para el año 2030 el 50% de los viajes a nivel urbano se realicen en bicicleta y así generar beneficios en el aspecto económico, de salud y medioambiental.

Se puede seguir la actividad de Jimena y Mariana desde las cuentas oficiales de Instagram de la Alcaldía de la Bicicleta de Salta y Alcaldía de la Bicicleta de Santa Fe.