Archivo de la etiqueta: bicicletas electricas

Cómo elegir nuestro primer vehículo de micromovilidad

En su columna sobre micromovilidad, Juan Ignacio Cavagna de Moovear nos asesoró detalladamente acerca de las cuestiones que tenemos que considerar para elegir correctamente el vehículo eléctrico.

Todos los aspectos que tenemos que considerar, desde los más básicos como el uso que le vamos a dar o el presupuesto disponible hasta detalles como tipo de batería o servicio post-venta. Aquí un pequeño resumen de lo que hay que tener en cuenta:

¿Para que lo vas a usar? 

Las opciones más usuales son medio de transporte y ocio. Es importante tener claro esto para saber qué características tenemos que tener en cuenta para nuestro vehículo propiamente dicho, y el lugar por donde lo vamos a usar con mayor frecuencia.

¿Con qué frecuencia y en qué distancias pensás usarlo?

Tener en claro la frecuencia es muy importante, y puede ir desde diario hasta esporádico. Hay un relación directa entre frecuencia y calidad para poder tener una mayor vida útil del producto, principalmente de la batería (su componente más caro).

¿Dónde comprar?

La recomendación es comprar en marcas que tengan locales de venta donde uno pueda visitar y probar los productos, por lo tanto NO es aconsejable comprar a distancia y menos si la marca no nos puede dar soporte remoto. Es MUY IMPORTANTE averiguar por el soporte post-venta (mantenimiento, reparaciones y repuestos) de los productos que compramos.

¿Tenés lugar para estacionar? ¿En el origen y el destino?

Hay que tener en cuenta nuestra cotidianidad y rutina y cuánto podemos adaptarnos a ciertos cambios en vías de obtener las ventajas de un vehículo eléctrico. ¿Vivís en departamento y tenés que subir por ascensor? ¿Tenés lugar para guardarlo en la oficina?

¿Tenés lugar para cargar la bateria?

Tener definido los puntos de carga es otro tema a tener claro al momento de la elección ya que es el “combustible” de nuestro vehículo. Es importante tener en cuenta un lugar donde recargarlo tanto en origen como destino; y que a su vez, varios productos del mercado tienen baterías removibles que simplifican esta tema.

¿Cuál es tu presupuesto?

En este punto tenemos que sernos absolutamente sinceros. Estos productos en la actualidad suelen ser caros en comparación al resto de los vehículos alternativos del mercado (como puede ser comparado con una bicicleta o hasta una moto) por eso es importante saber si nuestro presupuesto se adapta al “para qué” del vehículo ya que de esta manera nos evitaremos malas experiencias.

¿Cuál es tu contextura física?

Tanto nuestro peso como nuestra altura son variables a tener en cuenta porque los productos suelen tener ciertos limitantes en este aspecto.

¿Vas a combinar con otro medio de transporte?

Muchos de estos productos fueron creados con el concepto del última milla y se pueden adaptar al transporte multimodal por lo que debemos tener en cuenta su tamaño para saber si podemos transportarlo en un auto, tren, colectivo, etc.

Entrá al Recomendador de Moovear para sacarte todas las dudas y elegir la opción más conveniente en micromovilidad


Temporada 7 | Episodio 32

Ing. Martín Civeira

Cuando andamos por la ciudad podemos apreciar muchas cosas que la caracterizan: sus calles, parques, edificios, monumentos… pero hay algo que muchos no saben y es que está atravesada por muchos ríos y arroyos que con el tiempo los fueron ocultando bajo el asfalto de las calles. Por eso hablamos con el Ing. Martín Civeira del proyecto Arroyos Libres, una idea que propone “visibilizar” esa parte de la ciudad que no se ve y entender su importancia y las implicancias de haber decidido entubarlos. Cómo surgió esta idea, ciudades en las que tomaron la decisión de volver a descubrir estos ríos para beneficio del espacio público y goce de sus habitantes.

En su columna sobre micromovilidad, Juan Ignacio Cavagna de Moovear nos asesoró detalladamente acerca de las cuestiones que tenemos que considerar para elegir correctamente el vehículo eléctrico. Desde aspectos básicos como el uso que se le va a dar, el presupuesto con el que se cuenta o el lugar donde dejarlo hasta los detalles que tenemos que saber sobre la batería, servicio de post-venta y garantía, diferentes calidades y marcas.

En las noticias, el reclamo de Gualeguaychú en Bici por el atropello de una ciclista en la ciudad entrerriana.

Recordá que podés ayudarnos a mantener este espacio de promoción y difusión del ciclismo urbano, apenas por lo que te costaría invitarnos una cerveza (y menos también).


Temporada 7 | Episodio 26

Gabriel Midori

Conversamos con Gabriel Midori sobre las bicicletas fixies. Las características principales de estas bicicletas, en qué se diferencian de otros tipos de bicicleta y las particularidades y consideraciones al andar en ellas. También hablamos de la cultura que rodea a estas bicis, el espíritu de camaradería y las polémicas alley cats.

En este episodio inauguramos la columna de micromovilidad eléctrica con Juan Ignacio Cavagna de Moovear. En esta entrega nos contó las principales características de la ley que las reglamenta en la ciudad, los vehículos más conocidos y otros no tan conocidos ni tan aptos para el trajín urbano. Nos contó sobre los distintos tipos de motores y de baterías, y sobre el origen de los productos, cuáles son las más convenientes al momento de comprar una.

Hablamos también con Mariana Salvador, Alcaldesa de la Bicicleta de la Ciudad de Santa Fe, sobre “La Magnifica historia del Cicloplaneta“, su cuento con con perspectiva de género, que relata en lenguaje sencillo la relevancia de la movilidad sostenible para todas las personas.

En las noticias, el anuncio oficial sobre la construcción de ciclovías en Av. Córdoba y Av. Corrientes.


Lo que se viene en movilidad urbana: la micromovilidad

Entrevistamos a Juan Ignacio Cavagna, del sitio Moovear, la comunidad online dedicada a la micromovilidad eléctrica. Nos contó sobre el origen del proyecto y sus integrantes.

Hablamos sobre en qué consiste la micromovilidad, cómo el contexto actual favorece el desarrollo de estos vehículos y sobre el protagonismo de la movilidad eléctrica principalmente en Europa. Preguntas frecuentes y la conveniencia al momento de decidirse y una proyección a futuro.


Tecnología aplicada al ciclismo urbano

En su columna Misceláneas del Filo, Maxi Gottig hizo un repaso de nuevas tecnologías que están impactando fuertemente en el ciclismo urbano.

Los estacionamientos subterráneos en Tokio, Japón. Un puente para ciclistas hechos con impresoras 3D en Holanda, que utiliza menos hormigón que un puente tradicional. Nuevos materiales en los cuadros de bicicletas. La incorporación de frenos y cambios inalámbricos y pedales inteligentes para corregir nuestra postura al pedalear. Avances en baterías y motores para bicicletas eléctricas.


Temporada 7 | Episodio 21

Entrevistamos a Juan Ignacio Cavagna, del sitio Moovear, la comunidad online dedicada a la micromovilidad eléctrica. Nos contó sobre el origen del proyecto y sus integrantes.

Hablamos sobre en qué consiste la micromovilidad, cómo el contexto actual favorece el desarrollo de estos vehículos y sobre el protagonismo de la movilidad eléctrica principalmente en Europa. Preguntas frecuentes y la conveniencia al momento de decidirse y una proyección a futuro.

En su columna Misceláneas del Filo, Maxi Gottig hizo un repaso de nuevas tecnologías que están impactando fuertemente en el ciclismo urbano.

Los estacionamientos subterráneos en Tokio, Japón. Un puente para ciclistas hechos con impresoras 3D en Holanda, que utiliza menos hormigón que un puente tradicional. Nuevos materiales en los cuadros de bicicletas. La incorporación de frenos y cambios inalámbricos y pedales inteligentes para corregir nuestra postura al pedalear. Avances en baterías y motores para bicicletas eléctricas.

Además, consejos sobre cómo vestirse para andar en bicicleta los días de frio y en las noticias, la ley de la Ciudad de Buenos Aires que regula a las aplicaciones de delivery y sus repercusiones.


El boom de las bicicletas eléctricas

Las bicicletas eléctricas se han ido abriendo paso en el mercado de las bicicletas.

No hay que confundirlas con los scooters o motos eléctricas. Una bicicleta eléctrica es, a simple vista, una bicicleta normal como todos la conocemos, pero equipadas con un motor eléctrico, una batería y un controlador.

El uso de este tipo de bicicletas tiene un aumento importante en estos tiempos. 

En España 1 de cada 4 personas ya tiene una bicicleta eléctrica.
Un nuevo informe europeo con una muestra de más de 13.000 personas de 11 países diferentes para SHIMANO STEPS indica que una cuarta parte de los europeos (24%) ya poseen una bicicleta eléctrica o es probable que compren o usen una durante este año, en comparación con el año pasado. En España el número es similar, equivalente a cerca de uno de cada cuatro (26%).

Más de 1000 personas fueron encuestadas en toda España y cuando se les preguntó el motivo por el cual comprarían una bicicleta eléctrica, el 33% afirma que sería para mejorar su salud física, ahorrar tiempo en los desplazamientos y aumentar la distancia o el desnivel que actualmente podrían recorrer con su bicicleta normal. También hay razones medioambientales para usar una bici eléctrica. El 27% de los encuestados en España dicen que se plantearían comprar una bici eléctrica porque están preocupados por el impacto medioambiental de sus desplazamientos.

Además de estas grandes ventajas que trae utilizar una bicicleta eléctrica, los encuestados reconocieron los beneficios a la salud mental que acarrea andar en bicicleta. El principal motivo por el cual el 51% de los encuestados se compraría este tipo de bicicletas es para viajes y desplazamientos al trabajo, insinuando que su uso no se limita al ocio o al fitness. 

El Reino Unido es donde menos gente tiene intención de comprar o usar una bicicleta eléctrica este año, con sólo un 7%, mientras que casi uno de cada tres (30%) en Italia dice que lo haría. En España, la cifra global se sitúa en el 21% y hay señales prometedoras en el área mediterránea: la gente de esa zona es más probable que use o compre una que en cualquier otra región.

En Argentina el uso de las bicicletas eléctricas en la vía pública es legal desde 2018. Según la ley nacional de tránsito, solo son legales los vehículos motorizados –autos, camiones, motos, etc– , las bicicletas tradicionales y desde hace dos años, las eléctricas, incorporándose a la categoría de vehículos. 

Los usuarios de E-Bikes deberán circular obligatoriamente con bocina, espejo retrovisor y  una luz delantera (blanca) y una trasera (roja). Solamente mayores de 16 años pueden usarlas y se estableció una velocidad máxima de 25 km./h.

Se calcula que en el país se venden entre 800.000 y 1,2 millones de bicicletas al año. La mayoría de las bicicletas oscilan un precio de entre US $900 y US$1.800 pero algunos modelos de alta gama pueden alcanzar los US$6.700.

Fuente: SportClarín

El poder de las Cargobikes

A medida que las ciudades se reconvierten, algunas de ellas radicalmente para el futuro, muchas han hecho todo lo posible para mejorar su infraestructura ciclista. Con carriles de bicicletas temporales y zonas libres de automóviles que proliferan durante los bloqueos de coronavirus, gran parte del enfoque se ha centrado en las bicicletas como vehículos para desplazamientos. Pero tomando las decisiones correctas, este también podría ser un momento para ayudar a las bicicletas cargo a ganar terreno para competir contra grandes y contaminantes furgonetas de reparto y camiones.

Las bicicletas cargo demostraron mayor eficiencia en reapartos de última milla – Foto: estabueno.com.ar

Las bicicletas cargo, especialmente las de tipo eléctrico, ya han demostrado su valor como medio para el transporte de mercancías en las circunstancias adecuadas. Una empresa en la ciudad de Nueva York fue noticia en 2015 cuando comenzó a entregar colchones en bicicleta de carga , y durante el cierre de Londres, nuevas empresas como Pedal Me han utilizado una flota de bicicletas cargo asistidas para entregas esenciales de alimentos y suministros médicos.

Las principales ciudades europeas en particular han estado reutilizando sus calles centrales en los últimos años, y especialmente desde que comenzó la pandemia. Con el doble objetivo de reducir la contaminación del aire y destinar más espacio en las calles para peatones y ciclistas, los vehículos grandes están encontrando su acceso a los centros de las ciudades limitado por las nuevas regulaciones. Sucede que las bicicletas cargo en Londres pueden transportar cargas pesadas de manera rápida y eficiente, evitando la zona libre de emisiones y los cargos por congestión.

Antes de Covid-19, la sociedad ignoraba en gran medida la cadena de reparto y la necesidad de mejorarla, aunque algunos métodos innovadores de entrega de “última milla”, como el concepto muy publicitado de Amazon para drones de entrega, lograron captar la atención de las personas. Si bien las bicicletas cargo asistidas pueden ser un caballo de batalla más humilde, hay muchas cosas que las hacen adecuadas para esta tarea.

Foto: medium.com/ando-la

Los carteros en bicicletas han existido durante más de un siglo, y las bicicletas cargo asistidas representan dos mejoras en ese modelo probado y verdadero. Primero, pueden transportar cargas más grandes: la mayoría de los modelos ofrecen una capacidad de 350 kg en una configuración de dos, tres o cuatro ruedas. Y en segundo lugar, la asistencia con el pedal eléctrico permite a los usuarios sortear los desniveles del terreno y cubrir largas distancias, sin dejar de ser una alternativa silenciosa, libre de emisiones y que reduce la congestión a las entregas de motocicletas y furgonetas.

Con un costo de u$s 4.000, en comparación con alrededor de u$s 25.000 para una pequeña camioneta, también son más económicos en el uso diario (al recargar una batería eléctrica), almacenar, mantener y asegurar. Y el crecimiento continuo de las compras en línea significa que se están moviendo más paquetes por las calles de la ciudad , lo que demuestra que existe una demanda de servicios de entrega que no siempre se realiza mejor en vehículos grandes.

Según el proyecto Cyclelogistics , financiado por la UE , el 50% de los viajes motorizados que transportan mercancías en ciudades europeas podrían trasladarse a bicicletas cargo. El estudio de 2014 asegura que los vehículos de entrega motorizados subutilizaron enormemente su capacidad de almacenamiento, y que las bicicletas también están mejor equipadas para hacer frente a las redes de vías urbanas más densamente congestionadas. En particular, el estudio asegura que las bicicletas cargo asistidas eléctricamente son las mejores para viajes de menos de 7 km, con un enfoque en el suministro diario de alimentos y otros artículos esenciales para el hogar.

Por supuesto, algunos lugares están más preparados para esto que otros. Alemania y los Países Bajos ya tienen redes de ciclovias generalizadas y funcionales y una cultura ciclista fuertemente instalada, asegurando una transición a las bicicletas eléctricas sin inconvenientes. Alemania es un líder del mercado en bicicletas cargo asistidas, con más de 50.000 unidades vendidas allí el año pasado, superando incluso a los autos eléctricos. En los Países Bajos, las bicicletas cargo son comunes en los viajes escolares, y las ciclovías ya pueden adaptarse a su ancho. Un estudio realizado por la Universidad de Ciencias Aplicadas de Amsterdam ha demostrado que una bicicleta que usa carriles bici puede completar un viaje dentro de la capital holandesa seis veces más rápido que un vehículo que usa las carreteras.

Las autoridades de la ciudad también pueden tomar ciertas medidas para alentar la adopción de bicicletas cargo. Las características de diseño como el espacio designado para las bicicletas y las rutas simples y directas ayudarán a la eficiencia de las entregas dentro de la ciudad, y se pueden configurar programas para alentar a las personas a usarlas. En 2017, Maastricht formó parte de un grupo selecto de ciudades elegidas para un esquema de prueba que permitía a las empresas locales comprar o alquilar bicicletas cargo eléctricas durante un período de seis meses. Si la empresa realizara al menos cuatro viajes al día y aceptara registrar datos GPS sobre su uso, calificaban para un reembolso del 100% de hasta u$s 4.500.

Las ciudades también deben tener en cuenta la cantidad de espacio que pueden ofrecer para acomodar instalaciones seguras de almacenamiento y mantenimiento de bicicletas eléctricas para alentar aún más la recogida. Berlín , por ejemplo, utilizó fondos municipales y federales para abrir el microhub KoMoDo, una unidad central de almacenamiento compartida por varios operadores de paquetes importantes. Y en París , el servicio de entrega ecológico Vert Chez Vous utiliza barcazas en el Sena para almacenar carga, que luego se puede distribuir por la ciudad a través de una bicicleta de carga electrónica, y también sirve como estaciones de carga flotantes.

Foto: DHL

La regulación cuidadosa de las bicicletas eléctricas también puede ayudar a facilitar la logística. Si bien el Reino Unido puede estar detrás de algunos de sus vecinos europeos en términos de infraestructura para bicicletas, el gobierno hasta ahora ha sido benigno con la industria de las bicicletas eléctricas y ha tratado de incentivarlo. En 2015, las restricciones de peso se eliminaron de las regulaciones , lo que permitió que las bicicletas transportaran cargas más pesadas. Apenas en mayo de este año, se anunció que 18 autoridades locales y 146 organizaciones habían tomado el Fondo de Subvención de Bicicleta eCargo de 2 millones de Euros del Departamento de Transporte para ayudar a comprar bicicletas cargo asistidas.

La ciudad de Nueva York, por otro lado, siempre ha adoptado un enfoque hostil a las bicicletas eléctricas. Las versiones que cuentan con acelerador se prohibieron durante mucho tiempo, aunque siguieron siendo un accesorio de los 2 millones de entregas diarias estimadas de la ciudad. En diciembre pasado, la ciudad lanzó su Programa Comercial de Bicicletas Cargo durante la temporada navideña para reemplazar los camiones de reparto con bicicletas cargo asistidas en los concurridos distritos del centro y el centro de la ciudad. 

Los líderes de la industria, mientras tanto, están comenzando a tomar nota. DHL puso a prueba una flota de cuatro bicicletas cargo electrónica en Miami este mes, después de que con éxito transformó gran parte de sus operaciones europeas para la entrega de última milla en los últimos años. El año pasado, el CEO de DHL Americas Express, Mike Parra, dijo que el Cubiclo de DHL, la bicicleta insignia de carga electrónica de la compañía, “ha tenido un gran éxito en Europa, con cada bicicleta desplegada sacando al menos una camioneta de reparto convencional fuera de la carretera, ayudando a aliviar la congestión y aumentando nuestros niveles de servicio “.

En el futuro, los planificadores urbanos deberán seguir pensando en las bicicletas cargo electrónica dentro del marco de la planificación de la ciudad. La pandemia ha reforzado la dependencia de las ciudades en las cadenas de suministro mundiales, incluso hasta la última milla. Los gobiernos y las empresas están prestando mayor atención a su huella de carbono y responsabilidad social, y a medida que las ciudades toman medidas audaces para reasignar el espacio de la calle, los planificadores deben tener en cuenta cómo las redes de ciclovías se pueden usar para mover bienes y personas.

Traducción del artículo de Hugo Greehalgh para Citimetric.com


Otro estudio que confirma lo que ya sabíamos: los ciclistas no causan congestión

Algunos automovilistas se quejan de la presencia de ciclistas en las calles, alegando que una reducción en la velocidad provoca embotellamientos. Sin embargo, un estudio que utilizó datos de medición de velocidad, llega a la conclusión de que la pérdida de tiempo es “insignificante”.

“Es improbable que las bicicletas provoquen una disminución de velocidad de los viajes en automóvil, a pesar de sus diferencias en las capacidades de rendimiento”, dice el estudio, realizado en Portland, Oregon, en vías sin carriles para bicicletas.

Foto: latercera.com

“Las bicicletas no reducen la velocidad de los automóviles de pasajeros en más de 2 km/h”, agregan los autores del estudio y concluyen que los ciclistas no son culpables de “afectar negativamente la velocidad de viaje o crear congestión”.

Los ciclistas a menudo denuncian adelantamientos peligrosos por parte de automovilistas desesperados por pasar, incluso en tráfico denso, cuando es probable que los vehículos se atasquen de todos modos. Pareciera que la premisa para los automovilistas es “pasar de cualquier forma”.

El estudio se publicó el 12 de junio en el Transportation Research Record , el diario de la Junta de Investigación del Transporte de la Academia Nacional de Ciencias.

Entre las conclusiones a las que arriba, menciona que los ciclistas que circulan por un camino cuesta abajo y, por lo tanto, lo hacen más rápido, fueron menos propensos a ser superados por los automovilistas. Esto tiene posibles beneficios para los conductores de bicicletas eléctricas, que pueden viajar a velocidades promedio más rápidas que los ciclistas en bicicletas estándar, afirma Miguel Figliozzi, uno de los autores del estudio.

Foto: pruebaderuta.com

Las bicicletas eléctricas no se ven tan afectados por las subidas, y tienen un mejor rendimiento de viaje en cuanto a velocidad y aceleración. En una calle de bajo volumen y baja velocidad, los automovilistas tienen menos probabilidades de adelantar a las bicicletas eléctricas porque el diferencial de velocidad es menor o tal vez cero”.

El estudio evaluó velocidades en seis caminos en Portland, con datos de medición en carretera proporcionados por la Oficina de Transporte de la ciudad. Los datos capturados por tubos neumáticos incrustados en las carreteras se obtuvieron de diferentes momentos del día, incluso en horas pico de tráfico.

“Una preocupación habitual de los automovilistas respecto a la presencia de bicicletas en carreteras sin carriles para bicicletas es que obstaculizarán los vehículos motorizados debido a sus diferentes características de rendimiento, lo que puede llevar a un aumento de la congestión y las emisiones”, explicó el estudio, que afirma que la diferencia de velocidad de menos de 2 km/h causada por la presencia de ciclistas no es la verdadera causa de la congestión, por lo tanto tampoco se le puede atribuir un aumento de las emisiones. En la mayoría de los casos, las diferencias de velocidad no fueron significativas desde un punto de vista práctico.

Gran parte de la percepción hacia los ciclistas se basa en el prejuicio más que en el análisis racional. Estos hallazgos serán de mayor utilidad para los planificadores urbanos que están preocupados por los efectos de la congestión en el tránsito vehicular.

Subrayando que el estudio se realizó en las caminos de Estados Unidos y debería replicarse en otros lados una preocupación que surge es que las ciudades puedan utilizar los resultados para rechazar las ciclovías separadas. “Demostrar a los planificadores urbanos que puede mezclar bicicletas y motorizados sin impactar la velocidad podría hacer que los planificadores piensen que es una buena idea mezclarlos en las calles”, dice el Dr. Ian Walker, académico británico especialista en comportamiento de transporte.

Foto: Santa Fe En Bici

Los automovilistas a menudo perciben que los ciclistas son “lentos” cuando, en situaciones urbanas casi siempre, debido a su escaso ancho y agilidad, los ciclistas tienen velocidades promedio más altas que los automovilistas, que se detienen fácilmente ante el tránsito intenso.

En numerosas ciudades se efectúa la prueba de velocidad en horas pico en el que una bicicleta, un auto y el transporte público se ponen en comparación para determinar quién llega antes a un determinado destino. Es usual que en estas pruebas se demuestre la velocidad y agilidad de las bicicletas para atravesar las ciudades y llegar primero.

Los automovilistas que se ponen ansiosos por sobrepasar a los ciclistas, desesperados por acelerar, descubrirán que podría ser más rápido viajar en bicicleta.

Fuente: forbes.com