Archivo de la etiqueta: caminata

Los “Falsos commuters” que surgieron durante la pandemia

Al comienzo de la pandemia de Covid-19, quienes se vieron forzados a trabajar en la modalidad home office, se vieron liberados de algunas imposiciones del trabajo de oficina , entre los que se encuentran los desplazamientos diarios hacia y desde el trabajo. Ahora, en lugar de levantarse temprano, vestirse y caminar a la oficina y regresar, la gente tiene ese tiempo para dedicarlo a si mismo. Sin embargo, muchos echan de menos el viaje al trabajo.

Hay estudios que respaldan el hecho de que los viajes diarios ofrecen el beneficio de crear períodos de transición psicológicamente útiles entre el trabajo y la vida familiar. Una señal al cerebro y al cuerpo de que es hora de dejar de trabajar es especialmente importante cuando trabajamos desde casa: un estudio reciente de 3,1 millones de personas realizado por la Oficina Nacional de Investigación Económica de Inglaterra determinó que luego de la hora habitual de finalización del trabajo los trabajadores remotos permanecían casi 50 minutos más cada día realizando tareas laborales que antes de manera presencial, provocando mayor agotamiento.

Entonces, la propuesta consiste en convertirnos en viajeros falsos y hacerlo en nuestros propios términos, como muchos ya lo han adoptado, eligiendo a dónde ir, como un parque en lugar de una calle con el tránsito atascado; pueden elegir su modo de transporte, como un agradable paseo en bicicleta en lugar de ir apretado en transporte publico; y cuánto tiempo quieren “viajar”, tal vez solo por la mañana, por la tarde o ambas.

Incluso especialistas como Jessica Eastman, una doctora naturópata y una falsa pasajera, cree que un viaje diario puede ser el secreto para un sueño de alta calidad, algo que muchos han encontrado más difícil de conseguir durante la pandemia . Ahora, Eastman recomienda caminatas matutinas y después del trabajo a sus clientes para ayudarles a aclarar sus mentes y descansar mejor.

Como mínimo, los desplazamientos falsos son una razón tan buena como cualquier otra para salir de casa.

Fuente: The Guardian