Archivo de la etiqueta: consejos

Cómo elegir nuestro primer vehículo de micromovilidad

En su columna sobre micromovilidad, Juan Ignacio Cavagna de Moovear nos asesoró detalladamente acerca de las cuestiones que tenemos que considerar para elegir correctamente el vehículo eléctrico.

Todos los aspectos que tenemos que considerar, desde los más básicos como el uso que le vamos a dar o el presupuesto disponible hasta detalles como tipo de batería o servicio post-venta. Aquí un pequeño resumen de lo que hay que tener en cuenta:

¿Para que lo vas a usar? 

Las opciones más usuales son medio de transporte y ocio. Es importante tener claro esto para saber qué características tenemos que tener en cuenta para nuestro vehículo propiamente dicho, y el lugar por donde lo vamos a usar con mayor frecuencia.

¿Con qué frecuencia y en qué distancias pensás usarlo?

Tener en claro la frecuencia es muy importante, y puede ir desde diario hasta esporádico. Hay un relación directa entre frecuencia y calidad para poder tener una mayor vida útil del producto, principalmente de la batería (su componente más caro).

¿Dónde comprar?

La recomendación es comprar en marcas que tengan locales de venta donde uno pueda visitar y probar los productos, por lo tanto NO es aconsejable comprar a distancia y menos si la marca no nos puede dar soporte remoto. Es MUY IMPORTANTE averiguar por el soporte post-venta (mantenimiento, reparaciones y repuestos) de los productos que compramos.

¿Tenés lugar para estacionar? ¿En el origen y el destino?

Hay que tener en cuenta nuestra cotidianidad y rutina y cuánto podemos adaptarnos a ciertos cambios en vías de obtener las ventajas de un vehículo eléctrico. ¿Vivís en departamento y tenés que subir por ascensor? ¿Tenés lugar para guardarlo en la oficina?

¿Tenés lugar para cargar la bateria?

Tener definido los puntos de carga es otro tema a tener claro al momento de la elección ya que es el “combustible” de nuestro vehículo. Es importante tener en cuenta un lugar donde recargarlo tanto en origen como destino; y que a su vez, varios productos del mercado tienen baterías removibles que simplifican esta tema.

¿Cuál es tu presupuesto?

En este punto tenemos que sernos absolutamente sinceros. Estos productos en la actualidad suelen ser caros en comparación al resto de los vehículos alternativos del mercado (como puede ser comparado con una bicicleta o hasta una moto) por eso es importante saber si nuestro presupuesto se adapta al “para qué” del vehículo ya que de esta manera nos evitaremos malas experiencias.

¿Cuál es tu contextura física?

Tanto nuestro peso como nuestra altura son variables a tener en cuenta porque los productos suelen tener ciertos limitantes en este aspecto.

¿Vas a combinar con otro medio de transporte?

Muchos de estos productos fueron creados con el concepto del última milla y se pueden adaptar al transporte multimodal por lo que debemos tener en cuenta su tamaño para saber si podemos transportarlo en un auto, tren, colectivo, etc.

Entrá al Recomendador de Moovear para sacarte todas las dudas y elegir la opción más conveniente en micromovilidad


Qué hacer en caso de una caída

Caernos cuando andamos en bicicleta es muy normal, pero lo que podemos prevenir es golpearnos y lastimarnos en ese momento. En este post te damos consejos para evitar esta situación tan vergonzosa.

Responsabilidad

Para aminorar las caídas y prevenirlas, practicá una conducción responsable. Esto significa respetar las normas de tránsito, pedalear a una velocidad moderada,  no realizar maniobras abruptas y mucho menos temerarias, usa casco, recordá llevar luces, intentá estar alerta durante todo tu recorrido: porque nunca se sabe cuándo una imperfección en el pavimento, mancha de aceite, un bache, perro o peatón distraído, se interpondrán en nuestro camino y nos harán caer.

Mantener la calma

Uno de los primeros errores que comentemos durante la caída es aferrarnos al manubrio de la bici y muchas veces la bici nos hace más daño que la propia caída. Si lo soltás al momento de caer, lo más seguro es que puedas poner las manos o hacerte bolita de manera instintiva, y eso evitará que te caigas de cabeza en el suelo y que además te caiga tu bici encima.

Una vez que hayas caído y estés en el suelo, debes mantener la calma. Nuestro orgullo y dignidad cayeron al piso junto con nosotros y a pesar de tener ganas de salir de ahí cuanto antes, tenemos que tomarnos nuestro tiempo y comprobar que no sufrimos heridas o cortes de gravedad, o algún golpe en la cabeza. La adrenalina del momento nos suele engañar, así que antes de querer levantarnos revisemos nuestras articulaciones, brazos y cuello. Si hay mucha sangre o te sentís seriamente lesionado, no te arriesgues a moverte, y pedí ayuda. El teléfono de emergencias médicas es 107 en casi todo el país.

Revisá la bicicleta

Si no tenemos heridas o golpes de gravedad, recién ahí revisamos que la bicicleta haya quedado en condiciones. En primer lugar las ruedas, que son las que suelen recibir la peor parte. Revisa que tengan aire, que no estén chuecas, los rayos rotos o los frenos atascados.

Luego revisar los componentes, que los frenos y cambios estén en su lugar o que se puedan acomodar fácilmente. Si es necesario hacer más ajustes, será mejor ir caminando con la bici hasta un taller.

A continuación debemos examinar la cadena, que no esté atascada, que no tenga eslabones rotos, y que todavía está en una sola pieza. Por último, una comprobación rápida en el asiento para asegurarte de que todavía está derecho y sujeto firmemente. Por último, hay que descartar daños en el cuadro, principalmente fisuras o abolladuras, para evitar daños mayores en el futuro. 

Estar preparado

Como dijimos anteriormente, caerse de la bicicleta es algo que puede suceder y es difícil predecir cuándo, por eso es muy importante que si vas a salir a pedalear, le avises a alguien para que sepa que estás en bicicleta y preferentemente también decile hacia donde te dirigís. Lleva tu documento y tené agendado alguna persona a la cual avisar en caso de accidente.

Ojalá nunca tengamos que aplicar estos consejos pero nunca esta de mas estar preparado. 

Fuente: labicikleta.com


Consejos para andar en bici con lluvia

A diferencia de la situación previa al coronavirus, que si llovía podíamos optar por viajar en transporte publico, es posible que por un buen tiempo no podamos tener esa alternativa para ir a nuestros trabajos. Incluso teniendo permitido utilizarlo, un colectivo lleno de gente, completamente cerrado no es el mejor lugar para estar. 

Para salir en bici con lluvia, hay que tener en cuenta 3 aspectos:

El primero, la bicicleta. Si no tiene guardabarros el desastre está asegurado. Pero hay unos que se los llama salva culos, que hasta hay tutoriales que enseñan a hacerlo de manera casera. Se ponen y sacan con facilidad, se enganchan en el asiento y nos salvan en esta situación. Otra cuestión con la bici pasa por lubricar la cadena cuando este seca, para evitar el desgaste prematuro. También es indispensable usar luces, aún de día, ya que seguramente no haya buenas condiciones de visibilidad .

La segunda cuestión es la manera de manejar. La bici frena distinto, requiere de más distancia para parar y el piso resbaladizo impide hacer frenadas bruscas sin terminar en el suelo, asi que hay que ser más previsor y cuidadoso. También evitar pisar bocas de tormenta o superficies que con el agua se vuelvan mas patinosas y cuidarse tambien de las manchas de aceite, que en el suelo se ven como si fueran pequeños arcoiris. Y los giros hacerlos con menor inclinación que cuando andamos en piso seco

Foto: Santafixie

Por ultimo, la vestimenta. Un chubasquero sería lo ideal. Hay de muchas calidades, colores y precios. Los pantalones sufren bastante al ir en bicicleta con lluvia. Les salpica agua y barro, además están cerca de la cadena y pueden llenarse de grasa. Te recomendamos que uses unos pantalones impermeables, que te ayudarán a llegar a tu destino limpio y seco. Una mochila impermeable para proteger las cosas que llevamos también es importante, o en caso de que no lo sea, usar bolsas de nylon para proteger del agua nuestras pertenencias

Por ultimo, si la lluvia es muy fuerte, siempre podemos parar y protegernos hasta que pase un poco y seguir. Al fin y al cabo como dicen los daneses, no estamos hechos de azúcar.


Consejos para ir a trabajar en bicicleta

A medida que se siguen habilitando actividades, principalmente en las ciudades que no son parte del AMBA, la bici es hoy una opción cada vez mas elegida para moverse de manera segura.

Descartado el transporte público, quienes tienen la chance de recorrer 5, 7 o 12 km en bicicleta están liberando un lugar en un medio masivo para evitar los amontonamientos. También es bueno para el medio ambiente, generará un efecto positivo en tu mente y te ayudará a comenzar el día de manera activa.  

Acá van nuestros consejos:

  • 1. Antes de salir, revisa tu bicicleta. Asegurate de que se encuentre en buen estado. Revisa los frenos, los cambios, que las llantas estén infladas y en caso de ser necesario aceitar la cadena. 
  • 2. Prepara tu equipaje. Considera seriamente usar guardabarros y portaequipaje o canasto. No queda linda, pero es la diferencia para llegar con la ropa en condiciones luego de pasar por algún charco. Poner la bici en condiciones con tu bicicletero amigo es fundamental.  Es importante que no cargues con mochilas, si no quieren llegar con la espalda completamente empapada. Para eso podes ponerle alforjas o bolsos que puedan atarse a portaequipajes o canastos. Recorda llevar una muda de ropa de recambio (la adecuada para tu trabajo), desodorante y una toalla para cuando llegamos a destino, y estamos listos para arrancar el dia.
  • 3. Pensa que camino elegir y salir con tiempo, especialmente los primeros días, hasta ajustar el ritmo de pedaleo que no nos canse y que podamos llegar en condiciones. También buscar varias alternativas de rutas, no solo para saber cual es la más conveniente (sea por lo rápida, o lo tranquila), sino para ir variando. Aprovechemos esa libertad, que el viaje diario no sea aburrido y monótono para conectar con la ciudad y disfrutarla.
  • 4. Seguridad. En caso de encontrarte en una ciudad con bicisendas, utilizalas. Correrás menos riesgos frente a los automovilistas. Por último, nunca te olvides de usar casco.

Temporada 7 | Episodio 21

Entrevistamos a Juan Ignacio Cavagna, del sitio Moovear, la comunidad online dedicada a la micromovilidad eléctrica. Nos contó sobre el origen del proyecto y sus integrantes.

Hablamos sobre en qué consiste la micromovilidad, cómo el contexto actual favorece el desarrollo de estos vehículos y sobre el protagonismo de la movilidad eléctrica principalmente en Europa. Preguntas frecuentes y la conveniencia al momento de decidirse y una proyección a futuro.

En su columna Misceláneas del Filo, Maxi Gottig hizo un repaso de nuevas tecnologías que están impactando fuertemente en el ciclismo urbano.

Los estacionamientos subterráneos en Tokio, Japón. Un puente para ciclistas hechos con impresoras 3D en Holanda, que utiliza menos hormigón que un puente tradicional. Nuevos materiales en los cuadros de bicicletas. La incorporación de frenos y cambios inalámbricos y pedales inteligentes para corregir nuestra postura al pedalear. Avances en baterías y motores para bicicletas eléctricas.

Además, consejos sobre cómo vestirse para andar en bicicleta los días de frio y en las noticias, la ley de la Ciudad de Buenos Aires que regula a las aplicaciones de delivery y sus repercusiones.