Archivo de la etiqueta: curiosidades

277 kilómetros en bicicleta por una cerveza

Parece una distancia excesiva, más aún si se trata de hacerlo sólo para dibujar una como un recorrido en Strava. Pero eso es lo que Bavo Deneckere hizo el pasado 19 de septiembre.

En un recorrido épico, este ciclista belga trazó perfectamente una pinta Duvel sobre los caminos de Bélgica, incluso atendiendo a pequeños detalles como la espuma, adentrándose para ello en pequeños caminos. Este trabajo le tomó 15 horas en total, de las cuales 12 fueron de puro pedaleo.

El patrón de la copa de cerveza Duvel lo había elegido desde hacía mucho tiempo en función de sus propias preferencias y un poco de practicidad. “Yo era un fanático y siempre lo he sido”, dijo Deneckere, y agregó que “Duvel tiene un vidrio y un logotipo muy reconocibles, por lo que esto ciertamente parecía factible para armar con un recorrido en bicicleta un dibujo tan hermoso y reconocible”.

Cuando el recorrido se envió a Strava, rápidamente llamó la atención más allá de los amigos de Deneckere, incluyendo a la cervecería que inspiró su viaje.

Unos días después, Duvel se apareció en su casa con una caja grande de su cerveza, seis vasos, una remera ciclista, una botella de agua y una gorra para Deneckere. Una gran recompensa para su esfuerzo.

Fuente: cyclingmagazine.ca


La fabulosa historia del abuelo de acero

Es la historia de Gustaf Hokansson, el hombre de 66 años que ganó una carrera de bicicletas de 1.000 millas.

En 1951, Gustaf Hekansson se inscribió en una carrera de resistencia que consistía en atravesar Suecia, pero su inscripción fue rechazada debido a su edad. Se determinó que el hombre de 66 años no tenía la fuerza ni la resistencia para competir con los otros 50 corredores, que tenían la mitad de su edad. Sin embargo, después de haber recorrido 600 millas para llegar a la línea de salida, Gustaf estaba allí el día de la carrera, con su bicicleta completa por el guardabarros, un faro (que es lo que finalmente le ayudó a salir victorioso), alforjas,  el número 0 en su pecho, como señal de que él se tomaba las cosas en serio.

Cinco días, cinco horas y 1.000 millas más tarde, los espectadores que esperaban abrazar a un ganador promediando la edad de 20 o 30 años, quedaron perplejos al ver a un hombre mayor tambalearse sobre la línea de llegada en un viejo rodado oxidado, con un neumático plano. Pero no solo eso, sino que Gustaf llevaba un día completo por delante de ventaja del siguiente participante.

La realidad es que Gustaf omitió una regla que los demás se vieron obligados a seguir. Los competidores tenían que detenerse en un punto de control al final del día para descansar y reiniciar a la mañana siguiente. En cambio, Gustaf se tomaba solo una hora antes de partir nuevamente en medio de la noche. Al cabo de 300 millas, llevaba una ventaja de 20 millas entre él y el resto del grupo.

Gustaf estaba ganando y la gente estaba más fascinada sobre Gustaf que en la carrera en sí misma. Después de tres días y sólo cinco horas de sueño, Gustaf estaba liderando el campo por más de 120 millas. En un momento dado, la policía trató de persuadirlo para que se detuviera para un examen médico, pero sólo se rió y pedaleó. Lo único que lo detuvo al “abuelo de acero”, como lo apodaron, no fue el cansancio: la bicicleta del anciano había sufrido su primer y único pinchazo, unos metros antes de la llegada, asi que siguio caminando hacia la línea de meta donde, con solo unos metros para el final, volvió a montar para cruzar la línea de llegada.

Aunque la victoria no fue oficial, logró una audiencia posterior con el rey de Suecia, como también la fama y reconocimiento del público. Sin embargo, lo que más le interesaba a él era probarle a los médicos que, a pesar de su edad, era una persona apta para montar una bicicleta.

El abuelo de acero continuó andando en bicicletas hasta su muerte en 1987 a la edad de 102 años.

Fuente: The Guardian


El ladrón de bancos en bicicleta

Tom Justice seguramente sea el ladrón de bancos más exitoso en usar una bicicleta como vehículo de escape. Según cuenta la historia, entre 1998 y 2002, este hombre robó 26 bancos en California, Illinois y Wisconsin.

¿Cómo era su Modus Operandi? Se dirigía en bicicleta a los bancos, una bicicleta de carretera Steelman naranja personalizada que había comprado de segunda mano, dentro del banco entregaba a los cajeros una nota que decía: “Tengo un arma, dame el dinero”. Luego salía con el botín y se volvía en bicicleta, en un traje de lycra, un casco plateado y un par de zapatillas de ciclismo, para alejarse con el dinero metido en una bolsa de mensajero.

La ausencia de un auto como vehículo de escape desconcertó a la policía durante años. Pero para Justice, la bicicleta era el vehículo perfecto, porque era un corredor que incluso había estado entrenando para los Juegos Olímpicos, pero luego perdió la motivación. Casualmente, los robos no los hizo por el dinero. Justice robó bancos por la adrenalina de la experiencia y porque le encantaba correr rápido. 

La llamativa bicicleta naranja fue la que finalmente lo condujo a su captura. Después de uno de sus robos, las cámaras de seguridad mostraron esa bicicleta de color tan llamativo, que fue la que lo delató. Si hubiera estado montando una bicicleta promedio, hubiera sido más dificil atraparlo. 

La bicicleta era de marca Steelman, un pequeño fabricante en California que produce solo unos 50 cuadros al año. Un mes después de ese robo la policía comenzó a rastrear la bicicleta naranja y el gerente de una tienda de bicicletas en Chicago llamó a la policía para decirle que que conocía al propietario.

Tom Justice fue arrestado en mayo de 2002, se declaró culpable y fue sentenciado a 11 años de prisión, de los que cumplió solo 9. Después de su liberación en 2011, regresó al ciclismo en el velódromo donde se enamoró nuevamente del ciclismo de competición.

Un compañero de celda de Justice dijo tiempo después que cree que confesó los crímenes solamente porque estaba orgulloso de su éxito, ya que en 4 años solo había generado u$s 129.338. un promedio de u$s 4.975 por hecho, quedándose solo una pequeña parte del botín. El resto lo regalaba entre sus amigos o lo dejaba en algún lugar para que otros lo encontraran. 


Fuente: chicagomag.com


Temporada 7 | Episodio 10

Entrevistamos a Guillermo Napolitano, creador del proyecto Sumando Bicis, que lleva la cultura de la bicicleta a zonas rurales del noroeste de nuestro país. Este proyecto forma parte de un proyecto de investigación de la UBA. Nos cuenta sobre sus objetivos, las problemáticas de los habitantes de esas zonas y sus planes a futuro.

También hablamos con Lucas Serrano, de BiciUrbanos de la ciudad de Córdoba. Nos contó sobre los inicios de la agrupación, la problemática del ciclismo urbano en la ciudad, las iniciativas que presentaron para mejorar la movilidad en bicicleta y los desafíos hacia el futuro.

Compartimos la historia de Tom Justice, un particular ladrón de bancos en bicicleta.