Archivo de la etiqueta: diseño urbano

Repensando el concepto y el nombre de las Ciclovias y Bicisendas

Basado en el artículo Do We Need a New Theory and Name for “Bike Lanes”?


Ante la aparición de los monopatines eléctricos como un nuevo vehículo en nuestras calles, quizás sea necesario pensar más allá sobre los diferentes tipos de “sendas” en la calzada y cuál es la verdadera definición que mejor se adapta.

El tránsito se separa principalmente por dos motivos

  • Velocidad, para que los vehículos más rápidos no queden detrás de los más lentos.
  • Ancho, como nuestros vehiculos requieren menos lugar para circular, podemos utilizar el espacio más eficientemente.

A partir de esta idea, entonces escribimos este esquema:

La idea entonces es que una calle con un límite de velocidad de más de 30 km/h necesitará separar su tránsito en tres tipos, porque tienen distintos requerimientos de espacio y de velocidad. A menores velocidades, se puede plantear una “convivencia” de modos.

Y cuando velocidad y ancho aplican a más de uno, la velocidad debe ser la característica definitoria. No se puede conducir una moto a 30 km/h en una ciclovía, aunque su ancho lo permita. Hay que conducirla en el carril de los autos aunque se “desperdicie” espacio.

Esto hace que nos replanteemos el nombre correcto para lo que hoy llamamos “bicisendas” o “ciclovías”, al incorporar más tipos de vehículos que circulan más o menos a la misma velocidad, tienen un ancho similar, pero claramente no son bicicletas, como por ejemplo las patinetas eléctricas. Dos términos razonables serían carril estrecho o carril de velocidad media. Ambos conceptos deberán necesariamente estar relacionados entre sí

Me pregunto si este tipo de terminología puede hacer que nuestro sentido de la funcionalidad de estos carriles sea más flexible y, por lo tanto, haya menos recelo en cuanto al uso.

Hay mucho para opinar sobre la elección individual aquí en cuanto a qué carril usar. Los ciclistas, por ejemplo, deberían poder elegir entre los carriles de “bicicleta” de velocidad media y los carriles de tráfico de velocidad completa, dependiendo de su equilibrio preferido de velocidad y seguridad. Mientras que un niño de 8 años que aprende a andar en bicicleta probablemente debería estar en la acera. Otra razón por la que “bicisenda” o “ciclovía” puede ser un nombre inapropiado.

Aunque esta división tampoco es algo sencillo. Los vehículos que podrían ir en un carril de velocidad media tienen características de aceleración y detención muy diferentes, lo que causará fricción. Podría existir cierta preocupación por los diferentes tipos de vehículos que comparten un carril. Pero incluso con los pocos tipos de carril que ya tenemos, es difícil hacer que todos se ajusten. Nunca tendremos un carril separado para cada tipo de vehículo que necesite una velocidad, aceleración o distancia de parada ligeramente diferente.

Finalmente, se asignan los vehículos motorizados a los carriles más anchos y de mayor velocidad, pero, por supuesto, eso deja abierta la cuestión de la prioridad de tránsito dentro de ese “territorio”. Donde hay demanda y espacio para un carril de autobús, debería ser automático. Quizás ni siquiera necesita estar “construido” necesariamente. Tal vez en un futuro (dependiendo de cómo evolucione la educación vial) sólo alcance con estar pintado el carril de rojo.